facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Clarity es otra muestra del ingenio del ser humano puesto a disposición de la investigación sobre el cerebro. Sabemos la dificultad que tiene este estudio: millones de neuronas, millones de conexiones, todo a un tamaño diminuto. ¡Ojalá este órgano fuese transparente para poder estudiarlo mejor!

Dicho y hecho. Un grupo de científicos de la Universidad de Stanford ha hecho este “sueño científico” una realidad. La denominada como técnica Clarity conigue convertir el tejido de los órganos, y concretamente el del cerebro, en tejido transparente gracias a la acción de un “detergente” que elimina los lípidos de la membrana celular que normalmente bloquean el paso de la luz. Gracias a la acción de un segundo componente, la acrylamida, proteínas, ácidos nucleicos y otras biomoléculas no son “lavadas”, por lo que permanecen visibles.

En este vídeo se explica la técnica Clarity:

La nueva técnica puede revelar importantes detalles que complementarían los datos que ya conocemos sobre las conexiones neuronales a gran escala. Permite un estudio particular de la fisionomía cerebral permitiendo, por ejemplo, comparar tejido de personas sanas con el tejido de personas con algún tipo de patología para conocer el sustrato neurológico que pueda marcar la diferencia.

 Pura ciencia ficción que ahora es ciencia a secas.

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail