facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

El área de Wernicke es la porción de encéfalo bastante acotada en donde tiene sustrato fisiológico buena parte de nuestra capacidad de comunicarnos. Este área se considera el “hogar” de nuestra capacidad para “traducir” nuestro pensamiento en palabras y entender lo que nos dicen. ¿Qué ocurre cuando se daña? Los siguientes vídeos nos ayudarán a comprenderlo:

Este primero nos trae el caso de un paciente de afasia de Wernicke producida por una apoplegía. Hay que tener en cuenta de que se trata de un paciente que está en rehabilitación que ha hecho avances, por lo que no se observan todos los signos de la afasia de Wernicke “en todo su esplendor”, pero se trata de un testimonio en primera persona.

Este paciente en rehabilitación ha podido “domar” su habla, ya que uno de los signos de esta afasia es una verborrea incoherente, aunque todavía se percibe su dificultad para traducir pensamientos en palabras. Cabe destacar que estos pacientes no tienen problemas para articular palabras. El discurso lento de este testimonio es causado por el gran esfuerzo que le supone a estos sujetos producir un discurso con un mínimo de sentido, lo que a menudo les lleva a la frustración.

Los pacientes de afasia de Wernicke entienden con muchísima dificultad lo que oyen o leen, por lo que buscan otros métodos para tratar de comprender lo que les tratan de decir. En “Sordera pura para palabras: extranjeros dentro del propio idioma” conocimos otro trastorno relacionado con el área de Wernicke pero reducido a las conexiones que mantiene el córtex auditivo con Wernicke. Podemos entender esta afasia como una sordera pura para palabras a la que se añade ceguera para palabras leídas y una incapacidad para producir habla con sentido.

En el siguiente caso se percibe todavía esa verborrea típica de la afasia de Wernicke “descontrolada”. Destaca, además, la constante repetición que la paciente hace de lo que oye, otro signo bastante característico de ciertos sujetos que la padecen. A pesar de esta manera de repetir el discurso, no entienden lo que repiten ni lo que les dicen. Esta capacidad se entiende por una conexión directa que el área de Wernicke mantiene con el área de producción del habla (es decir, de la articulación): el área de Broca. Articula como si fuera un “reflejo” los sonidos del lenguaje que oye, pero no los comprende en conjunto.

Hay que aclarar también que estas personas no han perdido su inteligencia, sino que han perdido parte considerable de su capacidad para comunicarla.

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail