facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

La frenología fue una, digamos, pseudociencia que causó furor en el siglo XIX en los círculos de ilustrados. Su principal fundamento es que podían adivinarse las facultades de una persona, sus intenciones, su personalidad, su bondad, etc, a partir de la forma que adoptaba su cráneo ya que este, según su pensamiento, delataba el desarrollo mayor o menor de ciertas áreas cerebrales. Se basaban en estudios comparativos sobretodo de criminales y personas con “facultades desviadas”. Así, según el abultamiento o la carencia de volumen en puntos clave del cráneo, se atrevían a calificar a la persona.

Por supuesto, sus afirmaciones no estaban correctamente fundadas, por lo que deben rechazarse de ráiz. No obstante, esos “científicos” nos dejaron imágenes curiosas como la siguiente: un mapa de facultades humanas y su distribución en el cerebro. Un sinsentido bastante divertido por su ingenuidad.
tumblr_l9f8syMA3s1qzaw2r

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail