facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Hemos visto en antroporama más de una vez que algunas (muchas) de nuestras neuronas se comunican con otras a través de sinapsis químicas como, por ejemplo, en “Tus neuronas reciclan“. Las sinapsis químicas son aquellas en la que la transmisión del impulso de una neurona a otra ocurre a través de sustancias químicas llamadas neurotransmisores: la neurona que envía el impulso libera el neurotransmisor y este afecta a la neurona posterior generando en ella un impulso eléctrico.

En estas sinapsis participan las llamadas vesículas sinápticas, una especie de cápsulas que contienen el neurotransmisor. Estas cápsulas, cuando el impulso llega a la punta del axón o botón sináptico se funden con la membrana neuronal y libera el transmisor. En la imagen podemos ver estas vesículas bajo el microscopio electrónico y apreciar su sorprendente forma esférica y geodésica.

brains-neurons-communicating-9

Esta estructura está presente en la naturaleza en otros elementos, como los grupos esféricos de átomos de carbono, llamados “buckminsterfullerenos”, el virus del VIH, o ciertas enzimas.

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail