facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

evolución convergente

La vida en todas sus formas es la mayor y más fascinante muestra del poder creativo de la naturaleza. Basta contemplar eso que nos rodea y que está vivo para darnos cuenta de la diversidad en que se presenta este misterioso fenómeno: multitud de especies, cada una con sus características.

Aunque también hemos de admitir que la vida a menudo parece emplear las mismas “formas”. ¿Quién no se ha quedado admirado al contemplar la similitud de rasgos entre especies alejadas filogenéticamente, o incluso pertenecientes a reinos diferentes? Por ejemplo, el mecanismo de protección de las cochinillas (insecto) y los armadillos (mamíferos), el mecanismo de defensa de erizos (animales) y cactus (plantas) o la siempre fascinante dentadura del Archosargus probatocephalus o Sargo Chopa, el pez omnívoro del mar Caribe que se ha hecho popular por la semejanza que presenta su boca con la boca humana.

Este fenómeno en el que la naturaleza parece “reciclar ideas” de una especie a otra recibe el nombre de evolución convergente.

¿Qué es la evolución convergente?

Evolución Convergente es como se denomina al proceso evolutivo a partir del cual dos organismos filogenéticamente separados han originado estructuras similares, esto es, son morfológicamente parecidos en conjunto o en partes. Esta evolución ha ocurrido en cada rama filogenética de manera independiente, siendo el fenómeno en términos cotidianos una “curiosa coincidencia” dada por mutaciones genéticas que han acaecido en la misma dirección.

¿Por qué ocurre la evolución convergente?

evolución convergenteLos fenómenos de evolución convergente se dan debido a la necesidad de las especies de “resolver” un mismo problema planteado en sendos nichos ecológicos en los que cada una sobrevive y a los que necesita adaptarse. La naturaleza, por así decirlo, está “dotando” a las especies convergentes de la misma solución para el mismo problema pero en cada una de las ramas evolutivas. El hecho de que exista evolución convergente en una característica puede ser considerado como una pequeña prueba natural de que esa solución puede resultar especialmente adaptativa en determinados entornos o que, incluso, sólo una solución es válida en la naturaleza para un determinado problema.

Siguiendo el ejemplo de la mencionada similitud entre la dentadura humana y la del sargo chopa, podemos contemplar esta dentadura como una solución eficaz para especies omnívoras (el sargo chopa lo es, como nosotros) que pueden alimentarse de diferentes elementos para los que necesita poder machacar con fuertes muelas o arrancar con los incisivos. Esta dentadura puede considerarse, pues, como un rasgo adaptativo para especies cuya historia evolutiva les “ha conducido” a ser omnívoros.

 

evolución convergente¿Qué otros ejemplos de evolución convergente existen?

A continuación puedes encontrar una lista de especies que han sido dotados de la misma solución para el mismo problema:

  • La capacidad de ecolocación de murciélagos y ballenas
  • Las huellas dactilares de humanos y koalas para permitir un mejor agarre
  • La lengua de los colibrís y las mariposas para extraer néctar de las flores
  • Los prehistóricos placodontes eran muy similares a las actuales tortugas aunque no pertenecen a la misma rama evolutiva

Puedes encontrar una lista completa de ejemplos de evolución convergente en la naturaleza aquí.

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail