facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

hablar en sueñosSi duermes en compañía seguro que más de una vez te ha despertado la voz de esa otra persona a pesar de que manifiesta evidentes signos de estar dormido. La persona dice cosas e incluso a veces es capaz de mantener una conversación muy básica si le preguntas algo. ¿Qué está pasando en su cabeza? Respuesta simple: está soñando que habla. Pero vamos a por una respuesta un poco más elaborada.

Los somniloquios, una parasomnia

En antroporama hemos comentado alguna que otra parasomnia. Las parasomnias son una categoría de trastornos del sueño que consisten en movimientos, comportamientos, emociones y percepciones extrañas que ocurren durante el transcurso del sueño, sin llegar a provocar necesariamente el despertar de la persona o su incapacidad para dormir. Los somniloquios, en concreto, son trastornos del sueño que ocurren normalmente durante las fases de sueño profundo y REM, siendo en esta última donde encontramos que en verdad el individuo habla porque sueña que habla. Vamos a ver un ejemplo:

¿Hablar en sueños es normal?

hablar en sueñosHablar en sueños es algo que le pasa a todo el mundo alguna vez, aunque no es la norma. Hay quienes son más parlanchines y hay otros que lo son menos. El somniloquio es un trastorno del sueño que, por suerte, no suele causar grandes problemas. A pesar de esto, hay quienes, como en el caso de la mujer del vídeo, tienen “buena cuerda” y pueden hablar largos ratos durante la noche. Hay otros que lo hacen incluso a gran volumen, causando problemas a quien comparta cama con él.

Pero, ¿por qué hablo en sueños?

Los somniloquios son parasomnias que pueden verse como un tipo de trastorno de conducta durante el sueño. Si recuerdas “Trastorno de Conducta durante el Sueño: representando los sueños” verás que podemos decir que los somniloquios o los parlanchines nocturnos son como una especie de trastorno de conducta durante el sueño de tipo oral.

Al conocer el trastorno de conducta durante el sueño conocimos de forma esquemática los mecanismos cerebrales que controlan nuestra “entrada y salida” en las fases de sueño. Vimos que, a grandes rasgos, el sueño de ondas lentas se puede entender como un momento de inhibición de los núcleos que secretan sustancias que permiten la actividad cortical, inhibición promovida por un núcleo del hipotálamo del área preóptica ventrolateral que actúa como un interruptor en este nocturno “juego de interrumtores”.

hablar en sueños

Hay un pico de “sustancias activadoras” corticales durante las fases REM.

También vimos que esta inactividad poco a poco promueve la actividad del núcleo que promueve la entrada en la fase REM, el núcleo sublateral dorsal pontino, el cual vuelve a enviar señales excitadoras a los mismos núcleos que secretan sustancias activadoras corticales. Esta actividad cortical nocturna, similar a la que ocurre en vigilia, es el correlato fisiológico de los sueños.

Ahora bien, ¿por qué, si nuestra corteza, incluida la motora, está activa, normalmente no nos movemos durante los sueños? La actividad del núcleo sublateral pontino que promueve la actividad cortical a su vez envía señales de inactivación a las neuronas motoras de la médula espinal. Es decir, desde este núcleo “se promueve” que soñemos pero a la vez se promueve nuestra parálisis nocturna, precisamente para evitar que interpretemos aquello que soñamos.

Al fin y al cabo, los sueños son actividad cortical similar a la que experimentamos mientras estamos despiertos haciendo cosas (viendo, moviéndonos, hablando…), por lo que de no ser por estas señales inhibidoras de las neuronas motoras neuronales, haríamos eso que soñamos.

Ya debes de imaginar qué es lo que ocurre al hablar en sueños. Eso es: este sistema de parálisis no es infalible, por lo que a veces “se escapan” movimientos, y entre ellos conversaciones.

Estos “escapes” nocturnos, hablar en sueños, moverse, son algo completamente normal y no deben señalar ningún trastorno. No obstante, si hablar en sueños se convierte en algo constante y se acompaña de trastornos de conducta durante el sueño (los cuales pueden ser de lo más variopintos), pueden estar indicándonos un problema neurológico.

Lee más en “Sleep talking at National Sleep Foundation

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail