facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

HipnosisLa hipnosis es uno de los conceptos que maneja la Psicología que más llama la atención fuera de estas “fronteras”. Obras de ficción y personajes de todo tipo a lo largo de la historia han colaborado para envolver a esta palabra entre una especia de misterio. Aquel que posea el conocimiento de la hipnosis, parece, es un individuo maquiavélico capaz de controlar la voluntad de cualquiera que caiga en sus extrañas e intricadas redes. Por suerte para nosotros, gran parte del misterio que rodea a la hipnosis en la ficción es precisamente eso, ficción, y pronto descubrimos que la hipnosis no es algo tan mágico ni maligno como estas historias presentan. Eso sí, no por ello pierde su interés. La hipnosis sigue siendo un tema harto interesante aunque quede desligada de personajes de dudosa moral y atractivos poderes sobre terceras personas.

Hoy vamos a explorar el tema de la hipnosis y a asomarnos a la actividad cerebral que ocurre durante un estado hipnótico de la mano del artículo Functional neuroanatomy of the hypnotic state.

¿Qué es la hipnosis?

La hipnosis es una técnica terapéutica en la que el clínico sugestiona al sujeto paciente mediante un procedimiento diseñado para relajarlo y concentrar su mente en una dirección que resulte beneficiosa para el tratamiento de su condición. La hipnosis ha demostrado eficiacia en el tratamiento de distintas afecciones, como trastornos de ansiedad, de dolor, del estado de ánimo o de adicciones.

Normalmente, el proceso de la hipnosis cuenta con tres componentes principales:

  • Concentración: Es la capacidad de entregarse por completo a una experiencia en términos perceptuales, imaginativos o referentes a una idea. Los sujetos con mayor capacidad de concentración suelen ser más “hipnotizables” que aquellos que tienen facilidad para distraerse.
  • Sugestionabilidad: Es la capacidad o tendencia a cumplir instrucciones. No significa una pérdida de voluntad sino la capacidad de aceptar la voluntad, creencia o juicio ajeno como lo propio. Durante la hipnosis, la sugestionabilidad alta se traduce en el cumplimiento de las instrucciones dadas por el terapeuta. La hipnosis es un proceso que trata de hacer más sugestionable al sujeto durante la duración de este estado.

HipnosisDebe quedar claro que, al contrario de lo que sugiere la cultura popular acerca de la hipnosis, los sujetos hipnotizados no pierden por completo el control de su comportamiento. Siguen siendo conscientes de quién son y dónde están y tendrán recuerdos de su trance hipnótico.

La actividad cerebral durante la hipnosis

En el estudio que estamos tratando, el estado hipnótico se indujo mediante fijación ocular, relajación muscular y sugerencias indirectas. Los sujetos, durante su trance, eran invitados a rememorar situaciones placenteras que hubiesen vivido. La actividad cerebral de estos sujetos hipnotizados se analizaría en comparación con la de sujetos no hipnotizados que estarían recordando cosas que hubiesen vivido.

La actividad cerebral observada en los sujetos control no hipnotizados fue la misma que se observa en otros estudios sobre la actividad cerebral durante la recuperación de recuerdos autobiográficos: la activación de la parte anterior de ambos lóbulos temporales, la activación de núcleos basales y de algunas áreas temporales medias.

En los sujetos hipnotizados en comparación con los no hipnotizados, se observó mediante TEP una actividad diferente. Se observó activación saliente en el córtex occipital, parietal, prefrontal, premotor y cingulado, actividad que no se solapó con la mostrada por los sujetos no hipnotizados. Este hecho, según los autores, indica que el estado hipnótico, al menos del inducido en este estudio rememorando experiencias placenteras, depende de procesos cerebrales diferentes a la simple evocación de recuerdos. Sugieren que el estado hipnótico se relaciona con la activación de las áreas sensoriales (córtex occipital y parietal) y motoras tal y como se activan durante la percepción o las acciones motoras, sólo que en ausencia de inputs sensoriales o outputs motores. A este respecto, la hipnosis se presenta similar a la recreación mental.

Hipnosis

En la izquierda observamos las áreas en donde se detectó actividad cerebral aumentada (mediante flujo de sangre) en los sujetos en hipnosis durante la tarea de recuerdo en comparación con los sujetos de control. En la derecha observamos las áreas en donde apareció actividad aumentada en los sujetos control durante la tarea de recuerdo en comparación con una situación de reposo.

El contenido de estas recreacioness mentales era predominantemente visual, aunque los sujetos en hipnosis también reportaron la aparición de sensaciones olfatorias y somáticas (corporales).

No sólo se observaron diferencias en cuanto a un nivel de activación cerebral incrementado en las áreas comentadas, sino que también se observó un descenso de activación en otras. En los sujetos hipnotizados, concretamente en el área del lóbulo parietal adjunta al lóbulo occipital conocida como precuña, un área cerebral que en diversos estudios ha sido asociada, entre otras funciones, con la autoconsciencia y consciencia.

————————————————————————————————————————————————————-

Algunos comentarios:

Aunque el estudio de Faymonville et al. tiene resultados interesantes, podría ser demasiado osado tratar de acotar la actividad cerebral de la hipnosis con un único experimento. Incluso parece osado tratar de acotar la actividad cerebral de la hipnosis en general. Seguramente no podamos hablar de la hipnosis como una única actividad cerebral. Parece más lógico asimilar al estado hipnótico como un estado de consciencia o estado mental, como lo puede ser el sueño, en el que la actividad cerebral presenta una serie de patrones que nos permiten diferenciarla de otros estados pero no hablar de la hipnosis como una actividad única. Por decirlo de otra manera, quizás resulte más acertado concebir la hipnosis como concebimos el sueño: el sueño presenta unos patrones de actividad concretos (el transcurso en diferentes fases parcialmente cíclicas que se describen según un tipo de ondas) identificables por diversas técnicas, como el encefalograma o el TEP, pero esta actividad estará sujeta a variaciones significativas según lo que “estemos haciendo”mientras dormimos. Si experimentamos un sueño vívido veremos una actividad cerebral marcadamente diferente a si no estamos soñando nada. Esta diferencia es igualmente aplicable a la hipnosis: si experimentamos vivencias placenteras durante la hipnosis observaremos una actividad cerebral diferente a si se nos sugiere que estamos jugando un partido de baloncesto durante el mismo estado.

Lo que hemos visto en el estudio tratado es, pues, la actividad cerebral provocada por un determinado ejercicio (la reexperimentación de recuerdos agradables) en un determinado estado (hipnosis). No por ello podemos decir que del estado hipnótico se desprenda el patrón determinado que observaron los investigadores en este experimento. Es como si al estudiar las pesadillas que tenemos mientras dormimos dijésemos que la actividad cerebral que da pie a la experimentación de pesadillas fuese la actividad cerebral del sueño en general. La activación aumentada, por ejemplo, del lóbulo occipital en los sujetos que bajo hipnosis reexperimentaban un recuerdo agradable frente a los sujetos control que simplemente recordaban algo autobiográfico se debe seguramente al ejercicio de reexperimentación más que al estado hipnótico. Llegado este punto, sería interesante comprobar si la activación cerebral durante un ejercicio de “reexperimentación” se presenta de forma diferente en sujetos hipnotizados que no hipnotizados. ¿Durante el estado hipnótico se puede lograr una reexperimentación más viva?

Quizás el punto más interesante de la actividad cerebral durante la hipnosis mostrada en el estudio que hemos expuesto sea el descenso de actividad en la precuña parietal al ser esta una región vinculada a la consciencia y a estados de ausencia de la misma, como el coma.

Lee más en Hypnosis y en Functional neuroanatomy of the hypnotic state

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail