facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Esta imagen muestra una población de conos de la retina de un primate, similar a la que podemos encontrar en un ser humano. Estas células del ojo son las dedicadas a traducir las ondas de luz en señales eléctricas que en nuestro cerebro, posteriormente, conforman el color (el otro tipo de células de la retina, los bastones, son sensibles al nivel de luz). Lo más llamativo de la imagen, más allá de la ya extraordinaria capacidad de estas “simples” células, es su organización perfecta. En esta imagen, el extremo derecho de las células retinianas es el dedicado a captar la luz; el izquierdo conecta con el resto de células del sistema nervioso y con otras oculares con las que establecen sinapsis.

Primate Retina Cones

Otro fragmento de nuestro cuerpo que refleja lo precisa e inteligente que puede llegar a ser la naturaleza.

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail