facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Lo que vemos en la imagen es una recreación de una especie que perteneció a la superfamilia de primates a la que también pertenece el ser humano. Se trata del Gigantopithecus, el que se presume como la especie primate más grande que jamás ha existido. Se consideran extinguidos hace 300.000 años (aunque hay ciertas corrientes que afirman que aún sobrevive y que se trata de figuras tan famosas como Bigfoot o el Yeti) y su existencia ha llegado a nosotros gracias a molares de enorme tamaño hallados en Asia.

Gigantopithecus-1

Se considera que la especie alcanzaría una altura de unos 3 metros (aunque se piensa que se movía utilizando sus cuatro patas) y un peso de 300-500 Kg. Se supone que se extinguieron debido a su desadaptación al cambio del clima y a la competencia con especies mejor adaptadas.

En nuestro árbol genealógico se sitúan en la subfamilia vecina: los Ponginae. De ella, los únicos supervivientes actuales son los orangutanes.

Sin título

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail