facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Nuestros nervios se componen de multitud de axones que conducen nuestros impulsos nerviosos hacia un destino concreto. Recordamos que los axones son la parte neuronal típicamente dedicada a la transmisión de impulsos nerviosos a otras neuronas. En esta imagen vemos con extraordinaria claridad cómo los axones se agrupan y anudan formando una de nuestras vías corporales de información.

axones

En concreto, los axones de la imagen pertenecen a un ganglio de la raíz dorsal de la médula espinal captados gracias a la técnica brainbow (a la cual conocimos en “Brainbow: el cerebro a todo color“). Con ella, los investigadores introducen en el ADN de la especie experimental (en este caso ratón) un gen que codifica una proteína fluorescente (GFP, Green Fluorescent Protein) presente en algunos tipos de medusa. Una vez insertada en el ADN de células, en este caso neuronales, esta proteína se expresa en diferentes niveles de manera aleatoria, niveles que luego son captados diferencialmente por un microscopio.

Estos axones de los ganglios de la raíz dorsal pertenecen a las neuronas que se sitúan en los ganglios (grupos de cuerpos neuronales) que se disponen en la “parte trasera” (dorsal) de la médula espinal. Estos ganglios suponen una central de relevo de los impulsos nerviosos que llegan desde el sistema nervioso periférico para ser procesados en el sistema nervioso central. Es decir, los de la imagen son axones aferentes: hacen circular la información hacia el sistema nervioso central: médula espinal y cerebro.

axones

En el centro vemos una representación de una neurona pseudounipolar.

Las neuronas a las que pertenecen los axones de esta bonita imagen tienen, además, una particularidad. Sabemos que la estructura normal de una neurona es aquella que consta de cuerpo neuronal (soma), axón (transmisión del impulso) y dendritas (recepción del impulso). Pues bien, las neuronas de estos ganglios dorsales de la médula espinal son de un tipo de estructura denominada pseudounipolares. Estas neuronas pseudounipolares no disponen de dendritas que relevan la información en el cuerpo neuronam (soma) sino que su axón se prolonga más allá del soma neuronal para actuar como punto de recepción de la información dendrítica. Así, un extremo de los axones de las neuronas pseudounipolares actúa como axón propiamente dicho y el otro extremo de los axones (el distal) actúa como dendrita.

Para que te hagas una idea de su función, estos axones de la imagen pertenecen a neuronas que reciben la información, por ejemplo, del dolor que te ha proporcionado el pisotón de alguien o del gusto que te ha dado la caricia de algún ser querido. 

Lee más en “Dorsal root ganglion

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail