facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Hace unos días hablamos de cómo algunas especies cercanas a la nuestra han llegado, como nosotros, a un punto evolutivo en el que el sexo no está limitado a la reproducción. Nosotros y algunos de nuestros primos somos capaces de desplegar conductas sexuales con objetivos diferentes, como el de afianzar relaciones o resolver conflictos. Una de estas especies, dijimos, son los bonobos, los conocidos como hippies del reino animal. Y no es para menos. Esta especie ha hecho perder mucho de su “prestigio” o “exclusividad” al ser humano.

En el siguiente vídeo, el primatólogo Frans de Waal, al que ya conocimos con este vídeo sobre un experimento de trato no igualitario a monos capuchinos, comenta la sexualidad de nuestros primos los bonobos y algunos puntos que seguramente nos hagan reflexionar sobre nosotros mismos y el sorprendente parecido de algunas de sus conductas.

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail