facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

67_74846_1La anorexia nerviosa, muchas veces referida simplemente como anorexia, es un trastorno alimentario desgraciadamente presente en nuestro entorno. Parece como si nuestra sociedad nunca pudiese estar en paz con la abundancia, porque en ella parece como si siempre cayésemos en los extremos: nuestra sociedad cada vez es más obesa y más anoréxica.

Hoy vamos a repasar algunas cuestiones sobre la anorexia nerviosa, algunas contrarias a la creencia popular, para conocer mejor este trastorno que tanto está dando que hablar.

¿Los anoréxicos tienen hambre?

Aunque el término “anorexia” significa literalmente “falta de apetito”, lo cierto es que es mal aplicado para los anoréxicos nerviosos. Estos sujetos no es que sean incapaces de tener hambre. Su problema no es del tipo digestivo, metabólico ni tienen ningún trastorno neural que afecte a las vías que nos hacen sentir hambre ni saciedad. Los anoréxicos nerviosos tienen hambre. De hecho, no dejan de pensar en comida porque es su obsesión. Su problema es un miedo intenso a engordar que deriva en una obsesión por lo que se come. Qué han comido y qué van a comer son dos de sus enormes preocupaciones, algo que para el resto de nosotros el ago trivial.

carnetjuan2 037¿La anorexia es sólo extrema delgadez?

Aunque la característica principal de la anorexia son esos cuerpos esqueléticos, toda extrema delgadez no es anorexia ni la anorexia sólo es extrema delgadez. El anoréxico nervioso lleva a su cuerpo a tal estado por decisión propia. Una persona obligada a comer que se mantiene por ello en un peso normal sigue siendo anoréxica si persiste en ella el sufrimiento por engordar y la obsesión por permanecer bajo el peso saludable marcado para su edad, sexo y constitución. La anorexia suele venir acompañada por otras conductas obsesivas como realizar ciertos rituales con los alimentos (cortarlos de una determinada manera, consumir sólo de algún color, etc.), ejercicio físico constante; por otros trastornos derivados de la carencia nutricional como amenorrea en el caso de las mujeres (ausencia de ciclos menstruales persistente), fatiga, hipotensión, hipotermias o desarrollo sexual anormal; y por trastornos a nivel social derivados por las conductas obsesivas, generalmente aislamiento y evitación de contactos sociales por el temor a no poder controlar lo que se vaya a comer (ya que muchas costumbres sociales conllevan ingerir alimentos o bebidas).

fragil203 (1)¿Los anoréxicos se ven gordos?

Es cierto que los pacientes anoréxicos tienen problemas con su imagen corporal, pero esta distorsión no siempre es sinónimo de que en el espejo se vean de una forma que no son. Los anoréxicos nerviosos manifiestan una gran insatisfacción con su imagen corporal y sus esfuerzos de contención van destinados sobretodo a alejarse de la temida gordura y flacidez aunque ya sepan que están extremadamente delgados. Lo que les impulsa a mantenerse en estado de extrema delgadez no es tanto la propia definición como persona gorda sino el temor exagerado a poder llegar a estarlo si no se pone límites a lo que ingiere. El anoréxico seguirá adelgazando y se mantendrá demacrado para “no caer nunca en la obesidad”.

¿Anorexia y bulimia es lo mismo?

Anorexia y bulimia no son lo mismo, si bien la primera es común que venga acompañada por la segunda. La bulimia, cuya lectura literal es “hambre de buey”, como sinónimo de bulimia nerviosa, se caracteriza por episodios de irrefrenable necesidad de ingerir alimentos para luego acabarlos vomitando por los sentimientos de culpa y repulsa que advienen tras el comportamiento. Parece un trastorno un tanto contrario a la anorexia nerviosa pero lo cierto es que este cursa a menudo con bulimia nerviosa. Este tipo de anoréxicos denominados bulímicos o vomitadores alternan episodios de hambre con episodios de atracón terminados en vómito provocado.

1147253605_0¿La anorexia nerviosa es una tontería pasajera?

La anorexia nerviosa es un trastorno de difícil tratamiento que actualmente se asienta como psicopatología crónica. La mayor mortalidad de los sujetos anoréxicos nerviosos adviene por la desnutrición provocada o suicidio debido a las depresiones en las que incurren normalmente. Se puede decir que un anoréxico nervioso sigue siéndolo el resto de su vida aunque haya pasado por tratamiento. Aunque se logre una estabilización del peso, el paciente seguirá manteniendo ciertas conductas obsesivas y un cierto temor a la obesidad.

¿La anorexia nerviosa es cosa de niñas pijas?

Es cierto que el trastorno es prácticamente femenino, pero en los últimos años ha crecido el porcentaje de varones que la padecen. También aunque antes estaba extendida en su mayoría por las clases altas, actualmente está permeando a clases más bajas y originándose a una edad cada vez más temprana.

 

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail