facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

que causa la esquizofreniaLa esquizofrenia es una psicopatología relativamente común en la población (afecta a un 1% aproximadamente), pero no es su índice de incidencia lo que le da principal fama. La esquizofrenia se ha ganado un gran hueco en el podio de las incógnitas del ser humano y de la mente por lo tristemente curioso de sus síntomas. Hoy vamos a profundizar en la pregunta sobre qué causa la esquizofrenia a través de una hipótesis que trata de explicar su causa: la hipótesis dopaminérgica de la esquizofrenia.

¿Qué es la esquizofrenia?

La esquizofrenia es una psicopatología cuyo principal manifiesto es la aparición de psicosis o episodios psicóticos. La psicosis es un síndrome, esto es, un conjunto de síntomas, y estos son los siguientes: delirios, alucinaciones y discurso y conducta desorganizados. Hay que tener clara una cosa: la psicosis no es exclusiva de la esquizofrenia aunque sea su causa más probable en la población; puede aparecer durante el transcurso de otra enfermedad. Y es más: la esquizofrenia no es sólo psicosis. Otros síntomas acompañan a su manifestación: apatía, falta de disfrute con las cosas, aislamiento social o escasez de conversación son otros de sus acompañantes.

que causa la esquizofreniaTodos estos síntomas que se manifiestan durante la esquizofrenia se agrupan en los manuales de diagnóstico en dos: síntomas positivos y síntomas negativos. Los síntomas positivos son aquellos que podemos denominar como los “alarmantes”. De ellos forman parte los delirios (generalmente de persecución, la creencia insana de que el sujeto es perseguido), las alucinaciones (generalmente auditivas por las que el sujeto oye voces que le ordenan hacer cosas o le recriminan), la agresividad, etc. Estos síntomas suelen ser los que conducen a la persona a la atención médica o, incluso, a la atención policial. Los síntomas negativos, en cambio, son más “silenciosos”. De ellos forman parte la apatía, anhedonia, aislamiento social, etc.

Aunque parezca paradójico, es la gravedad de los síntomas negativos lo que más correlacionan con el éxito de los tratamientos y con la supervivencia del paciente. Una manifestación grave de estos puede conducirlo a estar completamente impedido para desenvolverse y valerse por sí mismo e incluso, en los casos más graves, al suicidio.

¿Qué es lo que causa la esquizofrenia? Algunas causas distales.

Qué causa la esquizofrenia no es una pregunta fácil de responder. Conocemos en la actualidad que existen genes cuya manifestación incrementa la probabilidad del individuo para padecer esquizofrenia, pero no son estos genes una causa suficiente (tampoco se sabe si necesaria). Intervienen factores ambientales tales como la exposición al estrés, la educación, la alimentación o el correcto desarrollo uterino. Tú mismo podrías tener esos genes “pro-esquizofrenia”, pero si no has vivido en un “ambiente de cultivo” apropiado, no tiene por qué manifestarse la enfermedad.

Otras líneas de investigación incluso plantean que eso que causa la esquizofrenia es una infección vírica. Estas líneas de investigación sostienen tal hipótesis debido a la cierta estacionalidad de los nacimientos de pacientes esquizofrénicos (parece ser que existe una acumulación de estos durante primavera y otoño) y ciertos correlatos fisiológicos.

que causa la esquizofrenia

Prevalencia de la esquizofrenia frente a otras enfermedades relativamente comunes.

Desconocemos, pues, las causas primeras de la enfermedad, pero poco a poco vamos encontrando claridad para responder a la pregunta de qué causa la esquizofrenia, al menos sus causas más próximas. Una hipótesis que trata de explicar qué causa la esquizofrenia es la hipótesis dopaminérgica.

Hipótesis dopaminérgica de la esquizofrenia

Si examinamos el cerebro de un paciente de esquizofrenia encontraremos un funcionamiento anormal de sus vías dopaminérgicas. Una explicación rápida de lo que son estas vías dopaminérgicas: son redes neuronales que utilizan la dopamina como neurotransmisor, esto es, la utilizan para transmitir de una neurona a otra los impulsos nerviosos.

En nuestro cerebro encontramos varias vías de este tipo, pero solo dos parecen cobrar importancia (que sepamos hasta el momento) para responder a la pregunta sobre qué causa la esquizofrenia. Una de ellas es la vía dopaminérgica mesolímbica, que proyecta sus neuronas desde el área tegmental ventral troncoencefálica hasta centros de importancia en la generación de sensaciones y placer como la amígdala o el núcleo accumbens (al que conociste en “Núcleo accumbens: un centro de aprendizaje y motivación“). La otra es la vía mesocortical, que proyecta sus neuronas desde el mismo área tegmental ventral troncoencefálica hasta la corteza prefrontal.

que causa la esquizofrenia

En azul, vías dopaminérgicas cerebrales. Se considera que el malfuncionamiento de la vía mesolímbica y la vía mesocortical está implicado en la aparición de los síntomas de la esquizofrenia, entre ellos la psicosis.

Tenemos evidencias de que el mal funcionamiento de la vía dopaminérgica mesolímbica está vinculado a la aparición de la sintomatología positiva de la esquizofrenia. Parte de esta evidencia se tiene gracias a ciertas drogas que producen delirios, alucinaciones y agresividad, como la cocaína, las anfetaminas o la infame droga caníbal. Mientras que estas sustancias producen un incremento artificial de los niveles de dopamina en el cerebro, se piensa que lo que ocurre con la dopamina de los pacientes esquizofrénicos es que se encuentra elevada de manera natural aunque errónea debido a defectos en el desarrollo del sistema nervioso central. Estas vías dopaminérgicas mesolímbicas se encuentran defectuosas en los pacientes de modo que el paso de impulsos nerviosos está mal regulado, dando como resultado delirios, alucinaciones, agresividad, etc.

¿Y los síntomas negativos de la esquizofrenia a qué se deben? La explicación parece radicar en la otra vía dopaminérgica de importancia para la manifestación de esquizofrenia, la vía dopaminérgica mesocortical, pero esta vez en sentido contrario: mientras que la causa orgánica que está detrás de los síntomas positivos de la esquizofrenia parece ser el exceso de dopamina, en esta vía parece que el problema está en el defecto de dopamina. Así, en el cerebro esquizofrénico hallaríamos una actividad reducida en las áreas corticales a las que proyecta esta vía: la corteza prefrontal dorsolateral y la corteza prefrontal ventromedial.

Coincidentemente, estas áreas se relacionan con la elaboración de planes para la consecución de metas, la regulación de la conducta, regulación de la atención, problemas de aprendizaje, etc, es decir, con multitud de síntomas negativos de la esquizofrenia.

Un círculo vicioso

que causa la esquizofreniaEl problema para “lidiar” con la esquizofrenia es que, por un lado, encontramos problemas de exceso de dopamina en ciertas vías y, por otro, un defecto. Puedes imaginar fácilmente cuán intrincado resulta un tratamiento farmacológico contra la esquizofrenia: si “te pasas” de dopamina para regular los síntomas negativos sin regular la distribución de la dopamina cerebral, el paciente agravará sus manifestaciones psicóticas, pero si no tratas los síntomas negativos con tal de “no pasarte” y empeorar los síntomas positivos, el paciente se verá sumergido en los síntomas negativos, los cuales, como hemos dicho, pueden ser dramáticos para la supervivencia del paciente.

Asímismo, la sintomatología negativa puede agravar la sintomatología positiva de manera indirecta: el paciente, al verse tan falto de energía y ganas de hacer nada puede recurrir al abuso de sustancias que proporcionan un aumento artificial y rápido del humor (debido, entre otras cosas, al aumento en la acción de la dopamina cerebral), como las drogas, la nicotina o el alcohol, siendo esto pernicioso por facilitar la aparición de la sintomatología positiva. Un último dato para apuntalar esto: los problemas de abuso de sustancias son mucho más comunes entre la población esquizofrénica que entre la población normal.

Consulta los criterios diagnósticos de la esquizofrenia

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail