facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Hemos dedicado varios posts al sueño, a describirlo y a desgranar sus causas fisiológicas. Conocemos los mecanismos que nos inducen a dormir, los que nos introducen en el sueño de ondas lentas y los que nos introducen en la famosa fase REM. En el post de hoy vamos a recuperar lo que sabemos sobre los mecanismos que subyacen al REM para describir un trastorno que surge de su fallo: el trastorno de conducta durante el sueño.

Vamos a conocer cómo se muestra este trastorno en este breve vídeo (pincha en la imagen o en el enlace para acceder a Youtube; el autor del vídeo no permite la inserción)

Sin título

Podemos ver que el sujeto dormía profundamente, pero a pesar de ello ha arrancado en una actividad física espontánea y violenta sin despertarse.

Los mecanismos REM

Sustancias REM

La cantidad de sustancias activadoras presentes en la corteza aumentan en fase REM.

Buena parte de los efectos de las señales endógenas y exógenas de sueño (adenosina y luz) convergen en una región hipotalámica que ya conocemos: el área preóptica ventrolateral o APOvl. Este núcleo envía señales inhibitorias a importantes núcleos neuronales troncoencefálicos secretores de sustancias que inducen la actividad cerebral. La disminución de la actividad en estos núcleos induce en un primer momento al sueño de ondas lentas, y la gradual falta de activación de otro núcleo (situado en parte de la sustancia gris periacueductal del tronco del encéfalo) induce, poco a poco, a la entrada del sueño REM. La gradual inactividad de este núcleo permite la excitación de otro núcleo (el sublateral dorsal pontino), el cual envía señales excitadoras a los mismos núcleos neuronales troncoencefálicos secretores de sustancias que inducen la actividad cerebral que estaban inhibidos en el sueño de ondas lentas (vaya mareo). Debido a esta acción activadora obtenemos un registro electroencefalográfico durante la fase REM similar a la vigilia, y (en resumen) debido a esta actividad cortical nocturna ocurren los sueños.

Interpretando los sueños

Jardín6El trastorno de conducta durante el sueño tiene una explicación “simple”: el sujeto que lo padece interpreta sus sueños. ¿Qué tienen estos pacientes o qué les falta a estos pacientes para que esto les ocurra y no a los que no padecemos tal enfermedad?

El fallo ocurre en los núcleos que envían señales inhibitorias a las neuronas motoras de la médula espinal. Los núcleos que se activan durante la fase REM (entre ellos el sublateral dorsal pontino) en los sujetos sanos tienen la misión de “mantenernos quietos”, de generar atonía muscular a pesar de la actividad desatada en la corteza, también en la corteza motora. Estos núcleos se hallan dañados en los que padecen trastorno de conducta durante el sueño, generalmente por degeneración (este trastorno es uno de los signos de la enfermedad de Parkinson). No hay nada que les impida moverse según la actividad que requieren sus sueños. Normalmente, además, las neuronas inhibidoras del movimiento fallan cuando el contenido del sueño es violento (cuando el sujeto sueña que lucha o que huye, es decir, cuando el movimiento es más potente y las señales inhibidoras hacia las motoneuronas no son suficientemente “fuertes” para bloquearlo), por lo que los resultados pueden ser sorprendentes.

Más llamativo es el hecho de que el sujeto no suele despertarse a pesar del trote y a la mañana siguiente se siente descansado, por lo que suelen ser los familiares quienes notan este trastorno.

Nota: no debe confundirse este trastorno con el sonambulismo, el cual se asocia al sueño de ondas lentas y sus movimientos no se tratan de una representación de algún sueño.

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail