Diseccionar cadáveres era antiguamente considerado uno de los peores delitos a ojos de la justicia y a ojos divinos, y ya sabemos el peso que la institución católica tenía...
Continue Reading »